Blogia
navegar.en.la.mar.de.libros

El alma en "Génesis" de Bernard Beckett

De nuevo una novela. Esta vez una novela que se desarrolla muy apegada a los clásicos grecolatinos, tomándolos como base para la narración, hasta tal punto que los personajes tienen los nombres de filósofos y estadistas de la Grecia antigua, y la discusión de la que se trata empezó a discutirse en los albores de la civilización occidental. 

El final de la novela nos da pistas sobre porqué "somos como somos", pero en el momento álgido de la discusión hay un párrafo que no me puedo resistir a reproducir:

"-El alma es vuestra Idea más antigua. Cualquier mente que se conozca a sí misma sabe también que el cuerpo que la aloja se está deteriorando. Sabe que habrá un final. Y una mente obligada a contemplar semejante vacío es una fuerza de inusitada creatividad. Podemos encontrar alma en todas las tribus, en todas las randes tradiciones. En Occidente estaba en la Forma de Platón, y en la Esencia de Aristóteles. Resucitó con Cristo, si me permites el juego de palabras, y se pulió con el autodesprecio de Agustín. En los albores del Siglo de las Luces, ni siquiera Descartes pudo sacarla de su cómodo hogar. Darwin apartó el velo, pero fue demasiado cobarde para contemplar la visión que había revelado. Y vosotros habéis seguido su pobre ejemplo durante doscientos años.

No es la conciencia a lo que os aferráis, porque, como ya te he desmostrado, la conciencia se puede crear fácilmente. Es la eternidad lo que anheláis. desde el momento en que se le prometió el alma, la humanidad no ha conseguido desviar la mirada. Esa alma habla de miedo. Y la Idea que florece en tiempos de miedo es la Idea que nunca podrá ser desalojada, apartada del camino. el alma te ofrece consuelo y a cambio sólo pide tu ignorancia. Es un canje que no puedes rechazar. Por eso clamas contra mí. Porque te aterra la verdad."

Este es un extracto de las páginas 120 y 121 de la edición de Salamandra. Nótese que "Idea" aparece escrito con mayúscula, como un nombre propio. Al final de la novela el lector tendrá una idea de porqué es un nombre propio. Del autor solo sé que nació en Nueva Zelanda en 1967 y que me alegro de haber leído su novela Génesis, que, por cierto, encontré en un Carrefour... donde menos se piensa...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres